¿Y si hablamos de Sexualidad Sana?

04/09/2020
Pic


La sexualidad es un aspecto del ser humano, que nos acompaña durante toda la vida, desde que nacemos hasta que morimos, y a través de todo el ciclo vital va adoptando formas de expresión distinta.

Vivir una sexualidad sana es un derecho en toda persona, aunque en esto no nacemos enseñados, debe suponer una forma positiva de comunicarse con los demás, nosotros mismos, de sentir nuestro cuerpo y de desarrollar nuestra capacidad de placer.

¿Cómo vivo mi sexualidad?

Para hablar de sexualidad se integrarán todas las dimensiones que nos sirven para enmarcar el ser humano. Así podríamos analizarla desde perspectivas: biológica, médica, psicológica, sociológica, antropológica, educativa, política... que han condicionado y marcado la sexualidad femenina y siguen haciéndolo.

Aunque para mí la dimensión personal, es la más importante y la más amplia.
¡Hay tantas sexualidades como personas!

Se expresa con las caricias, la mirada, la ternura, con el autoconocimiento de una misma para después poder comunicar en el caso de que sea compartida, qué nos gusta y qué no. Incluyendo la afectividad del día a día, los sentimientos y las sensaciones que seamos capaces de experimentar y transmitir.

Por tanto las relaciones sexuales irán más allá del coito, de la penetración vaginal y de los genitales en sí mismos. Nuestra sexualidad en pareja crecerá con comunicación verbal, con las palabras que utilicemos para definirla y todas las vivencias en común.

Y debería ser fuente de placer, bienestar y satisfacciones.

Coge papel y lápiz (¡sí, mejor que en el móvil!)

• Piensa en tú sexualidad, en general y apunta qué palabra la definiría mejor.
• Ahora intenta definir tus relaciones sexuales en pasado y presente, apunta en dos columnas, que puedas observar a la vez, todo aquello que se te ocurra.
• Por último, en futuro, ¿qué más querrías que hubiera en tu vivencia de la sexualidad? ¿Qué cambiarías?


Tu tienes la clave para vivir una sexualidad sana, basada en tu propia definición.
No intentes encajar en aquello que piensas que son las relaciones sexuales deseables, sinó que disfruta de aquellas deseadas por tí.

 

Aina Lliteres, psicóloga y sexóloga.



4 de septiembre - Día mundial de la Salud Sexual